domingo, 21 de agosto de 2016

Bizcocho de plátano y limón

Ayer por la tarde vino mi abuela a merendar y quise prepararle un bizcocho yo, porque no le conviene tomar mucho azúcar (ni a ella... ni a nadie!). No tenía pensado hacer nada, pero vi a las dos niñas dormiditas (no es tan fácil que coincidan a la vez) y el panorama tranquilo y me animé.


Ingredientes
1 yogur natural desnatado (= 1 medida)
2 huevos medianos
3 medidas de harina
1 medida de azúcar
1/2 medida de aceite de oliva
1 plátano maduro
1 limón grande (la ralladura y el zumo)
1/2 sobre de levadura química


La receta no tiene mucho secreto. Aunque lo ideal sería que todos los ingredientes estuvieran templados y mezclar primero los huevos con el azúcar, yo simplemente he añadido los ingredientes a un cuenco, los he mezclado y volcado en el molde de silicona.

El plátano lo he cortado en trozos muy pequeñitos, de tal manera que al mezclar los ingredientes prácticamente han desaparecido.

Tal y como apunté en la receta de la tarta de queso, no conviene utilizar la ralladura de un limón, normal. Conviene que el limón sea ecológico o, mejor aún, casero. La mayoría de los limones tienen pesticidas y fungicidas, para que no se pudran durante largas travesías y periodos de almacenaje. Podéis encontrar información sobre esto aquí y aquí.

Se hornea a 190º durante 40 minutos.

Si queréis un bizcocho con poco azúcar, pero igual de sabroso, animaos a éste. A mí me ha sorprendido lo jugoso y dulce que ha resultado.

¡Feliz día!

1 comentario:

  1. Hola, Olivia !
    Qué grata sorpresa fue ver tu entrada en el lector de Blogger esta mañana.
    Tu abuela debe haber estado de parabienes. El budín luce delicioso y el color es perfecto también.
    Voy a la caza de recetas sencillas y 100% probadas porque he cambiado de horno y tengo la sensación de que aún no le encuentro el punto. No te extrañe que prepare este bizcocho/cake/torta cualquier tarde de estas.
    Las pequeñas, ¿son tus niñas? Tuve también toda una época de apenas cocinar lo necesario porque con los niños pequeños nunca se sabía cómo terminaría (o claro, organizar para que mi esposo estuviese en casa y así era más fácil).
    Besos !
    S

    ResponderEliminar

¡Hola!
Gracias por tus comentarios, preguntas y reflexiones :-)