lunes, 3 de marzo de 2014

Tarta de fresa (prueba III)


El 1 de marzo, año tras año, llega para mí el reto del año,  ingenio una nueva receta para el cumpleaños de mi padre. Yo creo que la de este año, es una de las mejores.

Ingredientes para el bizcocho
300 g de harina
350 g de quark
150 g de azúcar
75 g de mantequilla en pomada
3 ó 4 huevos (dependiendo del tamaño)
ralladura de 1 limón
una cucharadita de bicarbonato
una pizca de sal

Ingredientes para la crema pastelera
500 g de leche desnatada
1/3 de vaina de vainilla
3 yemas de huevo
75 g de azúcar
30 g de harina

Ingredientes para la salsa de fresas
450 g de fresones (unos 10 fresones)
250 g de agua
70 g de azúcar
un chorrito de zumo de limón


Para el bizcocho, se separan las claras de las yemas. Por una parte, se suben a punto de nieve las claras, junto con el bicarbonato y la sal. Yo además he añadido un poquito de cremor tártaro para que las claras se estabilicen con más facilidad, pero éste no es necesario.

El resto de ingredientes para el bizcocho, se mezclan en un recipiente y finalmente se añaden las claras con cuidado de que no bajen.

Se vierte la masa en un model de 23 centimetros de diámetro y se hornea en la bandeja baja del horno durante 45 minutos a 180º.

Se calienta la leche con la vaina de vainilla cortada a lo largo para que salgan los granos y den más sabor a la crema. Se apaga el fuego justo antes de que hierva.

En un recipiente se mezclan las yemas con el azúcar hasta que blanquee y se añade la harina. Se añade un poco de leche y se continúa removiendo.

Se vierte la mezcla de las yemas sobre la leche, y se calienta, removiendo constantemente, hasta obtener la textura de crema deseada.

Se limpian los fresones y se parten en 2. En una cacerola con agua y un chorrito de zumo de limón, se añade el azúcar y los fresones y se deja cuece laa fuego fuerte durante 5 minutos. Se retiran los fresones y se deja reducir la mezcla hasta que que consistencia sea como la de una mermelada.

Para el montaje de la tarta, se quita la parte de arriba del bizcocho (cuando éste ya esté templado), dejando la superficie superior plana. Se vierte la crema pastelera sobre éste y finalmente se colocan los fresones cocinados y, por encima, la salsa como de mermelada.

Espero que disfrutéis la tarta :-)


Aproveché para estrenar mi nuevo molde de Lékué para hacer piruletas con forma de labios. Un día de éstos me animaré y publicaré una receta original. De momento, simplemente los rellené de chocolate (75 g de chocolate blanco fundido al baño maría y con colorante rojo y 200 g de chocolate negro, también fundido al baño maría).


¡¡Feliz mes de marzo!!

7 comentarios:

  1. Pues tiene buena pinta la tarta, me ha gustado el toque con el queso quarck, tiene que dar un gusto muy especial al bizcocho.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  2. Ficou um bolo lindo ,gosto de bolo que levam queijo.
    Decorando com morango fica divino
    bj

    ResponderEliminar
  3. E com queijo que eu tanto gosto ficou linda, vou experimentar com fromage blanc que adoro.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  4. Ai, que suertudo tu padre con esta tarta!Tiene que estar increible, seguro que asi es mas facil cumplir un añito mas!

    ResponderEliminar
  5. Hola Olivia!
    Me ha gustado mucho el corte de la tarta, creo que sería de las que me agradan, con su cremita, su fruta... ¡ñammm!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  6. OLIVIA... FELICIDADES MAMÁ... Un beso muy grande a las dos!!! :)))

    ResponderEliminar
  7. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

¡Hola!
Gracias por tus comentarios, preguntas y reflexiones :-)